Los NanoInfluencer la nueva apuesta del marketing digital

128

Millones de personas escriben revistas en línea o blogs. En la mayoría de los casos, estas contribuciones no llegan a hacerse notables a gran escala, o solo consiguen llegar a un público muy concreto, especializado y con el mismo interés. Pero singularmente, si el autor tiene o desarrolla una personalidad distintiva o carismática, pueden llegar a la fama tanto de su personaje como del contenido de su blog.

En algunos casos, las personas pueden llegar a la fama a través de un solo evento o vídeo que se vuelve viral.​ Internet permite difundir videos, noticias y chistes muy rápidamente. Dependiendo del alcance o de como se propague, el contenido puede convertirse en un meme de internet y, por lo tanto, cualquiera de las personas asociadas al contenido puede aprovechar ese punto máximo de popularidad para generar exposición y publicar contenido.

Para muchos lograr ser influencer en las redes sociales, especialmente en Instagram, es un sueño inalcanzable. Sin embargo, puede que no sea tan difícil conseguirlo como parece a primera vista.

Y es que hay un nuevo grupo que está ganando cada vez más peso con una audiencia mucho menor (apenas cientos o unos pocos miles de seguidores), pero mucha fuerza en las redes sociales: los “nanoinfluencers”.

Pero, ¿cuál es la receta para ser un “influencer”? Para empezar, hay que sumar dos ingredientes fundamentales: muchos seguidores en redes y mucho tiempo libre. Y para un Nanoinfluencer? No hay un número exacto mínimo de seguidores, pero no llegan a los 10.000.

Un influencer que se precie, además de tener más de 100.000 seguidores en redes sociales, requiere tanto tiempo para hacer bien su trabajo que seguramente lo es a jornada completa. De hecho, muchos ganan interesantes sumas de dinero gracias a su colaboración en las promociones de marcas, productos y servicios existentes en el mercado, tanto nacional como del extranjero.

#MercadoExacto Puede parecer contradictorio que alguien con tan pocos followers pueda convertirse en un elemento importante para una empresa, pero es precisamente esa falta de un gran número de seguidores lo que los hace interesantes. Cuando promocionan un producto, parece más auténtico.

¿Cuánto dinero ganan realmente los “influencers” en Instagram? Los “influencers” de Instagram no son muy asiduos a contar sus secretos para llegar a sus seguidores, y mucho menos hablar de cuanto dinero recibe por acuerdo, o cómo está expresado ese valor al equivalente.

Los “microinfluencer” ganan mucho menos dinero que los influencer con más seguidores, en torno a US$130 por cada post en la red social. En cuanto a los “nanoinfluencer”, a veces tienen apenas unos 1.000 seguidores. En ocasiones tienen algunos más, pero nunca llegan a los 10.000.

Qué y quien es un Influencer? Una celebridad de internet, blogebrity, estrella de internet, celebridad digital, influencer, influenciador, influidor​ o personalidad de internet, es alguien que se ha hecho famoso a través de internet, más específicamente de la World Wide Web (WWW).​ Esto permite que las personas lleguen a una audiencia mucho mayor y en todo el mundo, pudiendo volverse famosas dentro de una o más comunidades de internet.

¿Cómo elegir los más adecuados NanoInfluencer? Al mismo tiempo que su popularidad en el mundo del márketing ha ido creciendo, también han ido naciendo empresas dedicadas a ponerlos en contacto con las marcas. No solo eligen cuáles son los mejores para sus objetivos, también los escogen en función de dónde quieren crecer.

Erlend Miller, CEO de peersway.com, una startup que acaba de nacer en Noruega y que opera también en Canadá, describe que su trabajo es ofrecer a las compañías un listado de micro o nanoinfluencers que pueden encajar en sus objetivos. En su cartera acogen personas a partir de unos 300 seguidores. “Normalmente somos nosotros los que escogemos los más adecuados”, apunta. Sobre las ventajas que tienen, reconoce que “usan su Instagram personal, por lo que difunden el mensaje a sus amigos, familiares… Algo que tiene un poder de influencia mucho más alto. Normalmente del 6-10 % frente a un influencer convencional, que tiene un ratio de entre el 1 y el 3 %. Los nanoinfluencer tienen más seguidores de calidad. No hay tantos perfiles falsos. No hay que reutilizarlos constantemente como ocurre con uno con millones de seguidores”.

A la hora de escoger cuál es el mejor, Baker da su receta: “Deberá de ser altamente relevante, ha de contar con una experiencia previa trabajando con marcas, buena tasa de interacción, no haber hecho promociones en sus últimas seis o nueve publicaciones, por no hablar de que ha de estar muy en contacto con sus seguidores”. Mientras que Miller da otra clave fundamental y explica por qué son los nuevos reyes del marketing digital: “Ejecutar una campaña con ellos es mucho más barato, por lo que no solo los usan las pequeñas empresas, sino también los grandes conglomerados de bienes de consumo y bienestar”.

#MarketingDigital

#mercadeodigital

ads