CÓMO HACER QUE UNA STARTUP ALCANCE EL ÉXITO

Es una pregunta sencilla, pero su respuesta no lo es en absoluto. De lo contrario, estaríamos todos montados en el dólar en Silicon Valley. Existen muchas variables que deben ser tenidas en cuenta para que una empresa tecnológica de nueva creación alcance sus objetivos, así que el primer paso para conseguirlo es atender con criterio a todas ellas desde el principio.

Las empresas nacen y mueren continuamente a nuestro alrededor. Este ciclo natural de la vida de los negocios se ha acelerado mucho desde que asistimos a la brutal competencia del comercio online, por lo que hemos de ver qué hacen los demás y abordar de manera escrupulosa cada uno de los pasos que harán triunfar a nuestra startup.

 

Los cinco factores que no puedes obviar

Pocos son los emprendedores que tocan el cielo a la primera con una startup. Lo normal es ver fracasar tus primeros proyectos. El consejo es el de siempre: perseverar y volver a intentarlo una y otra vez hasta conseguir tu meta.

¿Sabías que Google, Facebook, Instagram o Twitter comenzaron como startups? Pues mira dónde están ahora. Sueña, pero al mismo tiempo ten los pies en el suelo.

Los factores determinantes del éxito de una startup han sido definidos por los expertos de formas muy diferentes, aunque en esencia han quedado cinco que no pueden ser obviados si se quiere lograr que la empresa llegue a madurar: la idea, el equipo, el modelo de comercio, el presupuesto disponible y el timing.

Una perfecta compenetración de estos elementos es lo que caracteriza a aquellas empresas que han logrado abrirse paso en el mundo comercial para ocupar un lugar privilegiado dentro de él.

Sin embargo, conocerlos todos no es lo mismo que saber cuál es el más importante, una información que resultará vital a la hora de lanzar una nueva empresa.

 

Aparecer en el momento oportuno

Aquí hay pocas discusiones: el timing es el factor decisivo. Es decir, llegar al mercado en un momento oportuno, en el que exista una alta demanda de tus servicios o productos y una escasa oferta, es algo que garantizael éxito de cualquier compañía.

El equipo con el que se cuenta y la idea son también unas variables importantes, pero pierden relevancia si el timing falla, por lo que realizar una exploración del mercado es un buen punto de partida antes de emprender cualquier estrategia de marketing que quiera proporcionar resultados adecuados a las expectativas.

En cuanto al presupuesto disponible, lo habitual es que la inversión sea discreta en un principio y se huya de las tradicionales vías de capitalización. Echar mano de la familia, amigos, crowdfunding, fondos de capital riesgo… Todo menos los préstamos bancarios suele ser la tónica habitual entre los emprendedores digitales.

Si toca a tu puerta algún “Business Angel”, felicítate, pues tu idea empresarial ha despertado el interés de un “padrino inversor” que te ayudará a cambio, normalmente, de entrar como accionista en la compañía.

El modelo de negocio de una startup es, en tanto que se trata de una firma ligada a internet o a las tecnologías de la información y la comunicación, por naturaleza escalable, gracias a la automatización de los procesos, y con opciones de crecimiento a nivel global. En este sentido, sentar en tu compañía las bases para su internacionalización te abrirá las puertas a recibir posibles inversores extranjeros.

¿Y tú, crees que hay una burbuja emprendedora alrededor de las startups?.

publicidad