La publicidad ha sido un sector pionero en la economía digital. Seguro que hay muchos a los que les sorprende esta afirmación, pero basta con mirar un poco hacia atrás y pensar en los banners para darse cuenta de lo rápido que este sector comenzó a sacar provecho de ese nuevo canal: Internet.

El primer banner data de 1994, pero ya antes, en septiembre de 1993, se había comercializado el primer anuncio en una página Web en el que se podía hacer clic.

Desde entonces esta industria ha ido evolucionando tan rápido como lo hacía la tecnología de la que se ha ido nutriendo y que le ha permitido incorporar canales, soportes, formatos, etc. e incluso cambiar su modelo de negocio.

PubliDigitHoy en día, digital es el segundo mayor soporte de inversión publicitaria en España con una cifra de negocio de 1.289,2 millones de euros en 2015, que supone un 25,5% del total, de acuerdo a información entregada por Iab y PWC. Solo es superado por la televisión, pero es posible que en un futuro termine incluso adelantando al soporte rey, sobre todo si tenemos en cuenta los datos de crecimiento de uno y otro: la inversión en televisión aumentó un 6,4%, mientras que digital lo hizo en un 21%.

La incorporación de tecnologías como el big data, la inteligencia artificial, las redes sociales y el vídeo ha propiciado un cambio importante en el modelo de negocio publicitario. Hasta ahora, disponíamos de un conocimiento muy estandarizado acerca de las audiencias, que se basaba principalmente en estudios de mercado y encuestas. Los departamentos de marketing y las agencias tenían que realizar un análisis en profundidad y dedicar mucho tiempo a la realización de los planes de medios. Hoy en día todo es mucho más ágil y, sobre todo, más preciso.

La tecnología nos permite disponer y analizar información sobre las audiencias en tiempo real. Podemos conocer sus intereses, su comportamiento y, en función de todo ello y añadiendo la variable de los factores externos, decidir en cuestión de décimas de segundo, qué anuncio es mejor mostrarle. Eso sí, siempre respetando la privacidad y dejando fuera de los análisis datos personales como nombre, dirección, teléfono, etc.

De esta forma, la compra de medios ha pasado a realizarse en tiempo real, y a lograr una precisión a la hora de segmentar las audiencias, sin precedentes hasta ahora. En realidad, lo que se está haciendo es personalizar la publicidad, de forma que tenemos la certeza casi absoluta de que el usuario al que estamos dirigiendo determinado mensaje tiene una predisposición real hacia ese producto o servicio.

Otro factor importante es que la publicidad digital también ha reducido los precios con respecto a la que utiliza como soporte los medios tradicionales y eso ha permitido que empresas que nunca se habían planteado invertir en ella ahora lo estén haciendo. Se ha logrado democratizar el acceso a esta industria para que cualquier compañía, por pequeña que sea, pueda llegar a sus audiencias a un coste asequible.

DESAFÍOS

Es cierto que no todo es maravilloso y que estamos afrontando determinados desafíos. Por ejemplo, hay usuarios que se quejan de que la publicidad resulta invasiva y el uso de bloqueadores de publicidad está creciendo.

Según Iab, en España, uno de cada cuatro usuarios los utiliza. Es realmente preocupante y hay que trabajar para cambiar esa percepción. Probablemente el problema resida en que es complicado adaptar el diseño de formatos a los nuevos canales, algo que es especialmente visible en el caso de la publicidad en dispositivos móviles. Pero también, al avanzar en un mayor conocimiento del usuario y lograr ofrecerle únicamente contenidos que les interesen, lograremos que vea la publicidad como un contenido útil e interesante.

En cuanto al futuro, es muy probable que en no mucho tiempo la televisión nos muestre anuncios que parecen pensados solo para nosotros. De hecho, ya se está trabajando en esa línea con los canales de pago y en la televisión por cable de Estados Unidos ya se aplica la publicidad inteligente.

Tampoco debería extrañarnos que se incorporen nuevos soportes como los wearables o el automóvil conectado o cualquier otro canal que surja y que ahora mismo nuestra imaginación no alcance siquiera a esbozar. O que de una vez por todas, la publicidad sea capaz de intuirnos como un único usuario a lo largo de los distintos dispositivos que empleamos para hacernos la vida más fácil y para que la publicidad nos resulte más atractiva.

La publicidad es un sector pionero en innovación que está impulsando la economía digital al acercar el mensaje de empresas de todos los sectores y tamaños de una forma novedosa, a las audiencias que más les interesan.

Te recomendamos leer acerca de algunas herramientas útiles para crear Gráficos Atractivos para Redes Sociales.

Edita: GuiasdeChile.cl
Fuente: Expansion.com

publicidad